Agresión sexual
 Enseñanza sobre confiar en quien no se debe y desconfiar de quien merece confianza.

La agresión sexual significa cualquier acto de violencia o imposición dañina sobre una paersona, cualquiera sea su edad o sexo, respecto a su intimidad.  Usualmente representa atropellos emocionales y físicos que muchas veces se traducen en alteraciones psicológicas significativas.

Eso, sin contar con el daño a relaciones interpesonales significativas, el eventual daño físico, embarazos no deseados, enfermedades de transmisión sexual, etc.

La agresión sexual podemos tipificarla en al menos tres categorías gruesas:

Acoso:  Cuando una persona se toma atribuciones de cercanía o contacto, sin tener derecho a hacerlo (sin que la relación constituida otorgue ese derecho), y en forma que invade los espacios de la víctima.  Muchas veces el acoso se reitera, pero una vez ya es incomodante.  Se incluye el abordaje no solicitado por parte de extraños, los "piropos" y formas de trato familiarizantes (v.g.; "mijita", "mi amor"), sin una relación preexistente que las explique.


Abuso:  Cuando una persona hace uso de la fuerza o se aprovecha de situaciones de poder, para acceder al espacio íntimo de otra persona, sin el consentimiento libre, explícito e informado de la víctima.  Dicha invasión puede incluir contactos corporales que no incluyan neceariamente el acto sexual, pero que revisten carácter sensual para el victimario.

Violación:  Cuando una persona utiliza la fuerza o cualquier otro medio distinto al convencimiento libre, explícito, informado y discernido.  Se incluye de cualquier fármaco, embuste, falsedad, aparatos u otro artilugio excitatorio o que modifique la voluntad de la otra persona.

Los agresores sexuales pueden hace uso de una o más formas de agresión.  Y pueden usarlas en forma concatenada o bien probando una u otra alternativamente.  Muy comúnmente los agresores utilizan el acoso como forma tentativa para hacerse de vicitimas para abusos o violaciones.  Rara vez hay una sola víctima, por lo cual su detección y denuncia es clave para evitar que escalen en sus actos y que más personas se vean perjudicadas. 







Ciencias de la conductaContacto


Copyright LES 2014.  Todos los derechos reservados.